Historia

Cabaña La Escondida de José Moreno, situada en Payró - Magdalena, adquiere sus primeros reproductores Angus en 1957 y se asocia a la vieja corporación de Aberdeen Angus con el número de criador 471.
Los planteles iniciales se arman con la incorporación de reproductores de distinguidos establecimientos entre los que se destacan: El Cañadón de Castelar, Curamalán, Tres Marías de Gutiérrez, Santa Sergia, Los Fresnos, La Celina de Zuberbüler, La Danesa de Firpo, Los Montes.
Definitivamente José Moreno se enroló en la línea de producción de cría de Angus marca líquida que fue convirtiéndose en un sello de calidad exclusivo en la zona. Siempre buscó criar reproductores uniformes, fértiles y de gran rusticidad capaces de desarrollarse a pleno en la Cuenca del Salado.
Respondiendo a las necesidades y exigencias de los mercados de alta calidad y con gran acierto en 1998, en el remate anual de Tres Marías, se adquirió la total propiedad del toro Sacarias que fue una revelación para la raza.
El manejo que se hace hoy en La Escondida de la producción permite una altísima presión de selección, a través de sus más de 800 vientres puros controlados, todos sujetos al control del ERA.
La empresa se convierte así, en una pyme familiar que está comprometida con la ganadería y con la raza. En 1957 fue un proyecto para José Moreno que hoy lleva más 50 años de vigencia y crecimiento estable.
Haber llegado a este momento siendo una empresa familiar unida, en el cual tenemos una excelente relación con nuestros clientes, colaboradores, equipo profesional y proveedores, con 50 años de antigüedad es un sueño cumplido tanto para José Moreno como para Gabriel y Adriana.
Tenemos otros sueños y habrá muchos más que van a guiar nuestro futuro y el de nuestras familias, pero para que se cumplan es necesario que los productores ganaderos tengamos políticas serias que nos impulsen a producir cada día más y mejor. Ser productor ganadero es un estilo de vida, y nosotros lo elegimos.

Ser productor ganadero es un estilo de vida, y nosotros lo elegimos.

José Moreno

José Moreno nació a fines de 1924 en General Alvear Provincia de Buenos Aires. Sus padres eran inmigrantes del norte de España y arrendaban un pequeño predio que les servia para ganado ovino y bovino. Su familia estaba compuesta por 7 hermanos. En plena crisis de 1930, su padre, Aurelio Moreno de 36 años muere en un accidente de trabajo.
José y su hermano Angel vienen a Buenos Aires a vivir con un tío paterno. Ambos estudiaron en el Colegio Bernasconi y ayudaban a su tío, cuentapropista, en la administración de un garaje en la calle Brasil. Años más tarde vendría a vivir con ellos, su hermana Antonia.

José muy joven inició actividades en el ámbito de la publicidad en vía pública, en Capital Federal, poco a poco se fue consolidando económicamente y en 1957 concreta uno de sus sueños: ser productor agropecuario como sus padres y compra su primer fracción campo en Payró Partido de Magdalena. Funda Cabaña LA ESCONDIDA adquiriendo sus primeros reproductores Aberdeen Angus y asociándose a la vieja corporación de Aberdeen Angus ( criador 471).

Sus colaboradores fueron Damaso Mackey, quien se desempeño como encargado y Enrique Iriquin como cabañero, pero fundamentalmente con esas familias trabó una gran amistad..
Definitivamente José Moreno se enroló en la línea de producción de cría de Angus marca líquida que fue convirtiéndose en un sello de calidad exclusivo en la zona. Siempre buscó criar reproductores uniformes, fértiles y de gran rusticidad capaces de desarrollarse a pleno en la Cuenca del Salado.
José Moreno muere en el año 1988, quedando a cargo de la explotación su sobrino Gabriel Peluffo, hijo de Antonia, que con 25 años se encontró ante un gran desafío: hacer suyo el sueño de Moreno. José y Gabriel habían consolidado una relación muy estrecha.
El compromiso con el trabajo emprendido fue muy alto y con la firme convicción del permanente mejoramiento de la Cabaña y el rodeo de hacienda general Gabriel continuó, con la inestimable ayuda de Damaso Mackey.
En 1991 se incorpora a la empresa su hermana Adriana Peluffo con la tarea de llevar adelante la administración en Buenos Aires mientras Gabriel cada vez se involucraba más en la faz productiva y comercial.
Los remates de la Cabaña se han convertido en una verdadera fiesta en Vieytes ya que es un momento de encuentro para amigos que viene consolidándose hace 35 años.